Miércoles, 22 de Febrero de 2012 10:16

Protesta en el Huila

En El Quimbo, primero la obra y después la licencia

por  Carlos Valbuena
Vota este articulo
(2 votos)

    Informacion adicional

  • Autor: Carlos Valbuena
  • Edición: 177
  • Sección: Medio ambiente
  • Fecha: Febrero 20 - Marzo 20 de 2012
Amor al río. Cientos de huilenses que creyeron en los anuncios gubernamentales al aceptar la instalación de diversas mesas de trabajo para “discutir” la problemática desprendida del proyecto hidroeléctrico El Quimbo, una vez burlados en su confianza y dignidad, de nuevo se movilizaron ante el anuncio que confirmaba el desvío del río Magdalena para el pasado 14 de febrero. Sin pensarlo dos veces, con todo ahinco, reiniciaron el Paro Regional por la Defensa del Territorio.

La lucha de este sector del país ha sido intensa, y en su primera fase –paro del 3 al 17 de enero– lograron parar y establecer unos mínimos acuerdo con el Ministerio del Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, los mismos que fueron burlados tras el paso de unos pocos días. De esta manera el país quedó en vilo por el ataque que sufre el más importante de sus ríos.

Quieren río sin gente


La reactivación del paro se inicia con el llamado a concentrarse a orillas del río Magdalena para evitar su desviación por un túnel de aproximadamente 800 metros. Esta desviación estaba programada por parte de la empresa para los días 8 y 9 de febrero y tenía como objetivo comenzar las obras correspondientes al punto donde necesitan interrumpir el río para construir la hidroeléctrica. Llegada la fecha, los representantes de la protesta son llamados a reunirse en Bogotá con el Ministerio del Interior para discutir la situación, de cuyas deliberaciones surge un preacuerdo para presentárselo al Ministerio del Medio Ambiente, quien no se compromete con el mismo y tampoco adelanta la convocatoria a la audiencia pública acordada desde el 18 de enero.

En el preacuerdo se le solicita al Ministerio del Medio Ambiente: actualizar el censo realizado; identificar los impactos de índole socio-económica, cultural y ambiental; establecer las compensaciones, realizar los estudios, y hacer seguimiento y control. De ser aceptadas las peticiones, Asoquimbo se compromete con el retiro de los manifestantes de la orilla del río para el normal desarrollo de las obras, en la medida en que la empresa garantice el mínimo vital de las comunidades mientras se establecen (en caso de la comunidades aprobar la obra) las condiciones definitivas de reasentamiento y compensaciones. La licencia que otorgó el gobierno de Uribe se pasó por la faja la realización seria de estos cinco puntos.
El silencio del Ministerio va de la mano con la orden de desalojo programada por parte de la Alcaldía de Paicol para el martes 14 de febrero, en razón de que la empresa solicitó amparo policivo por considerar que los pescadores estaban invadiendo la margen del río.

Más de un mes


En los primeros 15 días de protesta, la comunidad se ubicó en el puente Paso El Colegio, entre los municipios de Paicol y Gigante, en la vía a La Plata. Desde allí lograron paralizar las obras mediante el bloqueo de la entrada. Posteriormente, la comunidad se trasladó a cinco minutos de allí, sobre un costado del río, para protegerlo y evitar su desvío, mientras en la margen de enfrente se encuentra la empresa Endesa-Engesa. Más exactamente la comunidad se ubicó en la playa de la vereda Domingo Arias (Paicol). Estos son los lugares donde se ha concentrado la protesta según las circunstancias.

En el lugar han llegado a reunirse aproximadamente hasta 500 manifestantes. Como algunas personas o delegaciones no pueden estar todos los días en el sitio de concentración, salen a cumplir con sus obligaciones cotidianas y regresan pasadas algunas horas o algunos días. Por su parte, la fuerza pública también se ha instalado en este mismo sitio, tanto Policía como Ejército, lo mismo que el infaltable Esmad, grupo que tiene como prioridad evitar el bloqueo a la entrada de la obra.

El Ministerio le tiene miedo a la Audiencia Ambiental


En la mesa de diálogo sobre la problemática generada por la construcción del proyecto hidroeléctrico El Quimbo, la exploración petrolera de los municipios de Gigante-Garzón del proyecto llamado VSM32 de la empresa Emerald Energy y la destrucción de vías en el Suroccidente del Huila, el día 17 de enero en Bogotá entre el gobierno y la comunidad, se llegó a un acta de compromisos y acuerdos que contemplaba: la realización de la Audiencia Ambiental, el desarrollo de mesas temáticas de control y seguimiento que recogieran la información para la audiencia con el acompañamiento de los entes de control, el compromiso del Ministerio de tomar medidas para proteger los derechos humanos de los afectados y del medio ambiente a partir del resultado de las mesas del día 3 de febrero y detener el desvío del río Magdalena programado para el día 8 y 9 de febrero.

El día 25 de enero, cuando comenzaron las mesas temáticas, el Ministerio rompe el acuerdo con el argumento que una parte de los manifestantes no se había retirado y se mantenían concnetrados sobre la margen del río. Es necesario aclarar que estos manifestantes ya no están haciendo bloqueo a la entrada de las obras y muchos de ellos son pescadores que trabajan en esta zona.

A pesar de las dificultades, las siete mesas instaladas (pescadores, campesina, transportadores y mineros, ambiental, vías y de evaluación) se desarrollan con la presencia de funcionarios asignados de los Ministerios de Agricultura y Trabajo, el ICA y el Incoder, y se sumaron la Contraloría General de la Nación y la Defensoría del Pueblo. El desarrollo de estas mesas contaron con la presencia de aproximadamente 3.000 personas y sus resultados concluyeron que en la región se vive una crisis humanitaria generada por el megaproyecto El Quimbo.

Pese a esto, el Ministerio del Medio Ambiente no procedió con el aval para la realización de una Audiencia Pública Ambiental, debate que es necesario encarar porque la actual licencia y el comienzo del proyecto fueron impuestos por el gobierno de Uribe de manera irregular, proceso que hasta ahora no ha sido replanteado por la administración de Santos.

¿Quién es el invasor?


¿La empresa española Endesa Emgesa o los pescadores que históricamente han permanecido en este territorio? Ante el hecho de calificar a los pescadores de invasores por permanecer en la margen del río, Asoquimbo solicitó amparo policivo a los bienes de uso público, con fundamento en la Ley 1242 de 2008, que declara como bien de uso público una franja de terreno que se extiende 30 metros por cada lado del cauce de los ríos de la nación; y la Ley 13 de 1990, que reconoce la actividad pesquera como de utilidad pública e interés social. En la misma solicitud se exige que se esclarezca el uso abusivo de la margen del río Magdalena y las invasiones a los bienes de uso público de la nación por parte de la empresa Engesa S.A.

Crisis humanitaria


Desde hace cuatro años, Asoquimbo investiga y denuncia la problemática de El Quimbo, a la cual el Gobierno ha prestado oídos sordos. Esta problemática se ha incrementado, y hoy, con el resultado de las mesas de seguimiento y control, se evidencia que en la región se presenta una crisis humanitaria. que obedece a la destrucción de las cadenas productivas y la seguridad alimentaria, el desplazamiento estatal, el desempleo, el daño de los ecosistemas, las afectaciones psicosociales, la ruptura de los tejidos sociales, los daños al patrimonio arqueológico, el riesgo sísmico y la vulneración de los derechos fundamentales de los afectados y el derecho colectivo al medio ambiente sostenible.

La crisis bien pudiera multiplicarse de hacerse realidad la construcción de la represa. Pero, además, extenderse a otras regiones a partir de las consecuencias que tendría el embalse del río, sumado a los cambios climáticos que de manera notoria padece el país.

De ser así, la lucha de Asoquimbo y otras comunidades del Huila –para que el maltratado río Magdalena sobreviva–, debiera ser la lucha de todo el país. ¿Qué se dice en el interior y en la costa norte colombiana?



Cuadro 1


Desalojados los manifestantes de El Quimbo


Al cierre de la presente edición se conoce el violento desalojo de los manifestantes opuestos a las obras de El Quimbo. El martes 14 de febrero, tras múltiples dilaciones y artimañas oficiales para ganar tiempo a favor de las empresas contratistas, la comunidad huilense opuesta al proyecto del embalse El Quimbo, que implica el desvío del río Magdalena, fue desalojada violentamente por el Esmad. La arremetida policial se llevó a cabo en la playa del río Magdalena (vereda Domingo Arías) entre los municipios de Paicol y Gigante, a cinco minutos de Puente Paso el Colegio (Vía a la Plata).

El desalojo, que dejó tres heridos, uno de ellos el obrero de construcción Luis Carlos Trujillo Obregón, quien según reporte del Hospital Universitarios de Neiva perdió su ojo derecho, se lleva a cabo tras mes y medio de protesta de la comunidad huilense afectada de manera directa por el proyecto El Quimbo, y tras una frustrada acta de acuerdos y compromisos firmada el pasado 17 enero, dilatada de manera perversa por parte del Ministerio del Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Guardando ciertas formalidades, el acto para el desalojo fue precedido por la lectura de un documento a cargo de la personera del municipio de Paicol, quien llegó al lugar gracias a una lancha facilitada por la empresa Endesa Emgesa, responsables de la obra. El sitio autorizado para el acto policial, al cual se hacia referencia en el documento, no correspondía al lugar donde se encontraban ubicados los manifestantes. Pese a ello, con gases lacrimógenos y bombas de ruido fueron expulsados del lugar, sin recato ni miramientos con niños y mujeres embarazadas, cerca de 400 personas, muchas de las cuales son grupos familiares que viven de la pesca. Las personas fueron sacadas del lugar y metidas en chivas contratadas y facilitadas por la empresa contratista de la obra. La orden era llevarlos y no parar en sitios cercanos.

Mientras sucedía el desalojo, se encontraba afuera de la misma concentración de protesta otro grupo de manifestantes, integrado por cerca de 250 personas, las cuales no habían podido ingresar porque desde la noche anterior el ejercito impedia la circulación y concentración de manifestantes, excepto para la empresa Endesa Emgesa, quien sí tenía libre movilidad para sus empleados y sus vehículos. La inconformidad de los manifestantes, entre ellos los representantes de Asoquimbo, los medios de comunicación que empezaron a transmitir desde allí y las gestiones del Observatorio Internacional de Paz que acompaña a la comunidad, hizo que aceptaran la entrada de algunos medios de comunciación, excepto los independientes.




Cuadro 2

Y el ministro no ve


José Antonio Vargas Lleras, es el actual presidente de la empresa de energía Codensa, que también presta servicios en Bogotá. Esta empresa, y Emgesa, son las encargadas de la comercialización y distribución de energía, a su vez estas empresas tienen como una de sus principales capitalizadoras a la empresa Endesa Enel, propietarias del proyecto El Quimbo. Hay que aclarar que Emgesa es la filial de la empresa española Endesa y que Enel es una empresa de capital italiano. Como ministro del Interior funge Germán Vargas Lleras, quien se declaró “impotente” ante los reclamos elevados por los afectados por el proyecto El Qjuimbo, violados en su integridad física, derechos políticos y humanos.

Para el profesor Miller Dussan, llama la atención la declaración como “impotente” tomado por el Ministro del Interior ante decisiones y actuaciones de otras instancias oficiales que afectaban la comunidad. Pasividad que permitió el 14 de febrero el desenlace parcial que ha tenido este conflicto.




Cuadro 3

Cronología de una manipulación


Auto No. 517 de 31 de julio de 1997 del Ministerio de Ambiente
 
En el año 1997 la empresa Central Hidroeléctrica de Betania inició ante el Ministerio de Ambiente los trámites para la solicitud de licencia ambiental para la construcción del Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo, al sur del departamento del Huila entre las cordilleras Central y Oriental, sobre la cuenca alta del río Magdalena, al sur del embalse de Betania. Se declaró no viable el Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo, teniendo en cuenta el impacto que este generaría sobre el componente social como resultado de la afectación de las mejores tierras con aptitud agrícola de la región y por la dificultad de restituir la actividad productiva de la zona.
El 13 de julio de 2007 La empresa EMGESA S.A E.S.P. anexó información técnica sobre el proyecto a fin de que el Ministerio de Ambiente se pronunciara sobre la necesidad de realizar Diagnóstico Ambiental de Alternativas.
Auto No. 515 del 22 de febrero del 2008. Ministerio de Ambiente Estableció que el “Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo”, localizado en jurisdicción de los municipios de Garzón, Gigante, Agrado y Altamira, en el departamento del Huila, de la empresa EMGESA S.A. E.S.P., no requería presentación de Diagnóstico Ambiental de Alternativas y fijó los términos de referencia para elaboración de Estudio de Impacto Ambiental.
El 25 de marzo de 2008. EMGESA S.A. E.S.P. solicitó al Ministerio de Ambiente, licencia Ambiental para el Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo, localizado en jurisdicción de los Municipios de Garzón, Gigante, El Agrado, Paicol, Tesalia y Altamira, en el Departamento del Huila.


Auto No. 1129 del 10 de abril de 2008 del 10 abril del 2008.
Ministerio de Ambiente Inició el trámite administrativo de la Licencia Ambiental solicitada por la empresa EMGESA, para el Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo. Esta decisión fue publicada en la Gaceta Ambiental de este Ministerio en el mes de abril de 2008.
El 6 de agosto de 2008, memorando 2008035618. Dirección de Energía del Ministerio de Minas y Energía Emitió concepto técnico favorable para que se declaren de Utilidad Pública e Interés Social las áreas requeridas para la construcción del Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo.
Resolución 321 del 1 de septiembre del 2008. Ministerio de Minas Energía Declaró de utilidad pública e interés social los terrenos necesarios para la construcción y operación del Proyecto Hidroeléctrico el Quimbo.
Resolución 233 del 16 de diciembre del 2008. Ministerio de Ambiente Ordenó apertura de investigación ambiental a la empresa EMGESA por haberse verificado el inicio de las obras para la construcción del Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo, antes del otorgamiento de la respectiva licencia ambiental.

Oficio 4120-E1-37202 del 2 de abril de 2009. Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios.
Solicitó al Ministerio de Ambiente abstenerse de otorgar licencia ambiental para la construcción del proyecto hasta tanto no se haya sustraído el área de la zona de reserva forestal.
Resolución No. 0899 del 15 de mayo del 2009. Ministerio de Ambiente Otorgó licencia ambiental para la construcción del Proyecto Hidroeléctrico el Quimbo. En esta misma resolución el MAVDT, sustrajo del área de Reserva Forestal de la Amazonía, declarada por la ley 2 de 1959, una superficie de 7482.4 Hct, para el desarrollo de las actividades correspondientes al Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo.
Resolución 2188 del 6 de noviembre de 2009. Ministerio de Ambiente. Declaró la exoneración de responsabilidad de la investigación administrativa y ambiental adelantada contra la empresa EMGESA por presunta iniciación de del proyecto Hidroeléctrico “El Quimbo”.

El 22 de enero del 2010. EMGESA S.A ESP
Presentó ante la Procuraduría Judicial para Asuntos Administrativos solicitud de conciliación extrajudicial, en calidad de convocante, mencionado como convocado al MAVDT. Mediante esta solicitud la empresa proponía llegar a un acuerdo sobre la revocatoria parcial y la modificación de algunas de las obligaciones que le habían sido impuestas por el MAVDT mediante las resoluciones 0089 y 1628 del 2009.

Fallo del 31 de agosto del 2010, proferido por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca
Pronunciamiento sobre la Conciliación Extrajudicial remitida por el Procurador Décimo Judicial Administrativo delegado ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca , realizada entre la Nación – Ministerio del Medio Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial y EMGESA S.A E.S.P, manifestando que el mecanismo previsto para la modificación de la licencia ambiental no era la Conciliación Extrajudicial y considerando que en el proceso de modificación de la licencia ambiental contenido en el acuerdo conciliatorio, no fueron consultadas las instancias administrativas que habían conceptuado previamente sobre el Estudio de Impacto Ambiental, que sirvió de fundamento a la expedición de la licencia ambiental, sin aportarse prueba alguna de la intervención de estas autoridades.
Resolución 1814 del 17 de septiembre del 2010. Ministerio de Ambiente. Modificó las obligaciones establecidas en las resoluciones 0899 del 15 de mayo del 2009 y 1628 del 21 de agosto del 2009.
7 de abril del 2010. Defensoría del Pueblo Solicitó al Ministerio de Ambiente ordenar la suspensión del Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo
Resolución 971 del 27 de mayo del 2011. Ministerio de Ambiente Modificó la licencia ambiental en el sentido de autorizar la construcción de una vía, la explotación de material de arrastre y de adicionar unos permisos para el uso, aprovechamiento y/o afectación de los recursos naturales renovables
Resolución 1096 de 14 de junio del 2011. Ministerio de Ambiente Impuso a EMNGESA medidas preventivas, entre estas: i) la suspensión de las actividades de compra y negociación de predios afectados por el proyecto hasta que se realizaran un conjunto de acciones indicadas en los numerales 1.1 a 1.8 de la resolución mencionada; ii) la suspensión inmediata de las actividades de extracción de materiales y operación de la zona industrial contigua a la vereda de Domingo Arias, del municipio de Paicol, o ubicadas dentro de la misma, hasta que la empresa presente las medidas de manejo para prevenir, mitigar, corregir o compensar los impactos ambientales relacionados con dichas actividades y estas sean aprobadas por el MAVDT.

Resolución 1826 del 12 de septiembre del 2011. Ministerio de Ambiente.
.
Levanto las medidas preventivas impuestas, mediante la resolución 1096 del 2011, garantizando a la empresa la continuidad de las obras, sin verificarse la realización del estudio de vulnerabilidad, y en general sin la cuantificación y compensación de los daños causados al patrimonio económico, social y ambiental de la nación, y sin el restablecimiento de los derechos de los diferentes grupos poblacionales afectados con la construcción del Proyecto


Auto 015 del 2011. Contraloría General de la República
Inicio indagación preliminar tendiente a establecer los daños causados, por los presuntos vicios de procedimiento en el trámite de la licencia ambiental para la construcción del Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo.
Enero 23 del 2012 Se reitera ante el Ministerio de Ambiente la solicitud de Audiencia Ambiental, presentada inicialmente el 5 de enero del 2012, por parte de La Asociación de afectados por el proyecto hidroeléctrico El Quimbo -ASOQUIMBO-, La Corporación COM- UNIDAD, la Asociación Cultural y Ambientalista del Sur -ACAS-, y el Instituto Latinoamericano para una Sociedad y un Derecho Alternativos – ILSA-

Febrero 8 del 2012
El Ministerio de Ambiente niega la solicitud de Audiencia Pública Ambiental.
   

VIDEO Relacionado




Artículos relacionados

La Represa El Quimbo se tragará el corazón del Huila
Edición 176, enero 20 - febrero 20 de 2012

Desalojados los manifestantes de El Quimbo
15 de febrero de 2012

En El Quimbo, primero la obra y después la licencia
13 de febrero de 2012

Todos resistiendo el desvío del río Magdalena

08 de febrero de 2012

El martes se discutirá la problemática de El Quimbo
14 de enero de 2012

 

Ultima modificacion el Miércoles, 22 de Febrero de 2012 17:12

comentarios  

 
0 #2 QUIMBOMARIA MARTINEZ 28-02-2012 03:13
Creo que se puede proclamar una manifestacion Nacional contra el proyecto Quimbo,lo mas pronto posible en la que puedan intervenir todos los Colombianos, un bajemos la guardia. Colombia deve decir no a las Multinacionales que continuan a devastar nuestro territorio..
Citar | Reportar al moderador
 
 
0 #1 QuimboGuillermo Liebano 24-02-2012 16:18
Cordial saludo:
Pienso que la primera página sobre el caso de Quimbo se podría reproducir con diseño de afiche y al comprar el periódico aportaramos un dinero extra para tenerlo y pegarlo en un lugar público, o si es el caso que se pague a quienes lo pegarían.
El video sobre el desalojo brutal, sería proponerles que den las indicaciones de cómo bajarlo para poderlo mostrar en cualquier parte. También se puede formar un grupo de personas que contribuyan económicamente para que videos como estos sean trasmitidos por los canales nacionales. Se podría empezar con el canal capital.
En general, entre más personas reciban un mensaje y se informen con la VERDAD, más posibilidades hay de que todo este conflicto sea resuelto pacíficamente y sin concesiones suicidas, de lo contrario sólo habrá una salida que todos conocemos.
Citar | Reportar al moderador
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar