Información adicional

  • Autor: OMAR ROBERTO RODRÍGUEZ
  • Edición: 231
  • Sección: Sociedad y gobierno
  • Fecha: 20ene-20feb
Martes, 24 Enero 2017 15:50

Turbulencia y víspera

Escrito por  OMAR ROBERTO RODRÍGUEZ
Valora este artículo
(0 votos)

Todas las heridas, aun las más antiguas, manan sangre todavía...

 

En menguante y en fragmentos
la certidumbre del final va lenta
desasida, con demora.

 

Omisión sin minuteros
del desboque que extenúe la infamia
a son de quimbrara quimbura cumbaquin van van.

 

Desteñida la desembocadura
carece de almendra, de ruta y de navío
/con afecto de la gente.
Huérfana del haz de las regiones
y del manojo de sectores nacionales.

 

Pecado y culpa de todos los matices
izquierda al revés en los peldaños,
y tenue tejer y destejer a tientas.

 

Contadita, ninguna vez cae para arriba,
con su indumentaria de absolutos
de frases hechas y encorvadas
sin deseos
por Sofía Loren y Charlotte Rampling.
Habitual justifica sus errores
sin enmienda
ni tribunal de autocrítica y descargos,
sin asir, la situación acusa y guarda gestos
factura y cuenta, de testigo y de doliente.

 

Exigua en arriesgo prospectivo,
y convocatoria de nación y gentilicio
sin cuño de resonancia y liderazgo.

 

Lateral, insensible al dolor y desarraigos
que conglutina en macizo los abajos,
con desvío del balón desde las cinco yardas.

 

Hoyo que despega
/el discurso de la llaga
y corta lazos,
con los urgentes desconsuelos de la gente
y la tristeza como una nube de mejillas negras.
Con el azoro de varados sin empleo
/en las viejas calles de los barrios,
y el llorar de familias inundadas cada año,
sin estreno de abarcas ni domingos
o con niños que salen duritos pa’l estudio.

 

Inservible sobrenada en minoría
la parte indigesta de sindicalismo falso
y el infructuoso fuelle de oenegés
cooptadas,
y hay reproche y margen de rechazo
a las vergüenzas y alegatos
de la oposición de izquierda pálida,
y al resbalo que arrastran los rebeldes
por sus yerros, transacciones indebidas
/y degradaciones del conflicto,

 

A-
la sin
llamar
verano,
vanidad
sin venia a
los consensos
amplios. Interrum-
pe y daña, hacer y recaer
conjugación en sus estuches
y pirámides de «vanguardia única»
excluyente, perforantes del vigor de las
~~~~~~~~~~~~~~ ondas populares
quedadas o inmóviles, en tamaño elemental.

 

Rótulo segmentador en altercados
que empaqueta, entibia
/suplanta y pone peaje
al misceláneo brotar de muchas voces
su acuarela
con poquita efervescencia.

 

Dictado que atrofia y ancla
al campo popular
/en trizas y calambre.
Conducta hijastra, frágil
de la «unidad» carente, ínfima
–sin pleonasmo: corpulenta–
raspada sólo con recelo,
que congela sin trofeo,
a la dócil manifestación,
∕al voto leve
y al insurgir de fusiles arrogantes.

Visto 219 veces Modificado por última vez en Martes, 24 Enero 2017 19:11

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.