Información adicional

  • Autor: Mumia Abu-Jamal
  • País: Estados Unidos
  • Región: Norteamérica
  • Fuente: Cubadebate
Lunes, 17 Abril 2017 06:07

La ilusión de la medicina correccional

Escrito por  Mumia Abu-Jamal
Valora este artículo
(0 votos)

En el inframundo de las prisiones de Estados Unidos, hay que deshacerse de todas las suposiciones médicas que uno trae del llamado mundo libre.


Hemos sido condicionados a ver a las enfermeras como dulces fuentes de consuelo y a los doctores como personas dedicadas a curar a los enfermos y aliviar nuestro dolor.


En prisión, nuevas reglas rigen la medicina y la atención médica.


Aquí el dinero manda. Las personas enfermas son prácticamente ignoradas.


Esto puede parecer severo, pero les aseguro que la realidad es aún más severa.


Hace poco escribí sobre un abogado autodidacta en prisión que se llama Dennis ‘Solo’ McKeithan y su batalla para recibir tratamiento para el doloroso trastorno nervioso conocido como culebrilla.


Mientras leí la transcripción del proceso, encontré los notables comentarios y preguntas del juez instructivos.
Él preguntó esencialmente si la empresa contratada por el Departamento de Correcciones (DOC) para proporcionar atención médica tendría un conflicto, porque como una empresa privada, sus intereses eran ganar dinero al negarse a proveer los medicamentos que los presos necesitaban. El testigo negó la sugerencia, pero el juez había tocado un nervio.
Desde el año 2015 hasta la fecha, mis abogados y yo hemos estado exigiendo un tratamiento verdadero para mi infección de Hepatitis C.


Inicialmente el DOC presentó una falsa declaración jurada para justificar que un magistrado federal desechara mi demanda. El DOC argumentó que mi Hepatitis iba bien, que podría durar años sin tratamiento.


Un juez federal no estaba de acuerdo con esto y celebró una audiencia que demostró la falsedad de la declaración jurada. Unos meses después, el mismo juez declaró que el protocolo del DOC era anti-constitucional.


El DOC respondió que mi Hepatitis C estaba en un nivel bajo. De nuevo, el juez discrepó, declaró anti-constitucional el protocolo por segunda vez y ordenó mi tratamiento.


El DOC esencialmente hizo caso omiso del dictamen durante casi dos meses.


A principios de esta semana, me hicieron análisis adicionales. Los resultados acaban de llegar.


No sólo tengo Hepatitis C muy avanzada, sino también cirrosis del hígado, llamado F4, porque el DOC no quería gastar el dinero para tratar mi infección. El DOC dijo que le costaría seis cientos millones de dólares.


A mí solo me puede costar la vida.


Desde la nación encarcelada soy Mumia Abu-Jamal.


–©’17maj 31 de marzo de 2017 Audio grabado por Noelle Hanrahan: www.prisonradio.org Texto circulado por Fatirah Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Traducción Amig@s de Mumia, México


Fuente:http://amigosdemumiamx.wordpress.com/2017/04/06/la-ilusion-de-la-medicina-correccional/



Filadelfia: Por la libertad de Mumia Abu-Jamal, llaman a llenar el tribunal y las calles el 24 de abril.


Mumia es inocente. Fue incriminado. ¡Ya basta con 35 años en prisión!


El 24 de abril, el cumpleaños de Mumia, habrá una audiencia sobre su petición de Apelación de Remedio Post-Condena (PCRA) en el tribunal estatal de Pensilvania. El propósito es derogar todas las decisiones de la Suprema Corte estatal desde 1995 hasta 2008, las cuales le negaron libertad a pesar de evidencia que demuestra que la policía y la fiscalía de Filadelfia fabricaron las “pruebas” de su culpabilidad y suprimieron la evidencia de su inocencia.


Esta impugnación jurídica se basa en la reciente decisión de la Suprema Corte federal de Estados Unidos en el caso Williams vs Pensilvania, la cual establece que el juez en una apelación no puede participar en un caso en el cual él anteriormente tenía un papel personal en una importante decisión procesal.


Ronald Castille era el Fiscal de la ciudad de Filadelfia responsable por oponerse a la apelación de Mumia en 1989 de su condena de culpabilidad y su sentencia de muerte (de 1982). Después de ser elegido como juez de la Suprema Corte de Pensilvania en 1994, Castille falló en contra de Mumia en todos los casos que criticaron las acciones de la Fiscalía de Filadelfia que él encabezó.


En su campaña para ser elegido como juez de la Suprema Corte estatal de Pensilvania, Castille alardeó de que 45 hombres, incluyendo a Mumia, fueron sentenciados a muerte por su Fiscalía y que su campaña fue financiada por la Orden Fraternal de la Policía (FOP), la cual lo nombró “Hombre del Año”.


¡Llamamos a la liberación inmediata de Mumia Abu-Jamal de la prisión!


Traducción: Amig@s de Mumia de México

Visto 98 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.